sábado, 6 de octubre de 2012

Seres descompuestos.

Al nacer nacemos completamente desnudos de pensamiento y razonamiento, como si fueramos un cuerpo sin extremidades, al crecer queremos juntar esas partes a nuestro cuerpo, poco a poco se van juntando las ideas y el conocimiento, pero a su vez vamos perdiendo nuestra capacidad de reaccionar, nuestro cuerpo de pudre hasta quedar descompuesto.